4 diciembre, 2020

Estados padecerán por falta de liquidez, Moody’s prende alertas

Mucha de la inversión en infraestructura de los gobiernos federales se verá mermada, lo que originará menos construcción en 2021 / Foto: Notimex / Archivo

POR: Lindsay H. Esquivel | Colaboradora

La reducción en las transferencias a estados y municipios previstas en el Presupuesto 2021 los dejaría sin liquidez, con déficit en sus balances financieros y menos recursos para infraestructura.

Así lo advirtió la agencia calificadora Moody’s y recordó que 2021 es un año electoral en muchos estados y municipios, lo que podría acentuar las dificultades a medida que el relevo en la administración genere incertidumbre sobre la continuidad de las políticas públicas.

Estimaciones de Moody’s señalan que el total de transferencias federales, incluidas las etiquetadas y no etiquetadas, disminuirán 5.2% el próximo año.

El Proyecto de Presupuesto 2021 prevé un recorte de 1.2% en las transferencias etiquetadas a estados y municipios, utilizadas para financiar programas sociales y proyectos de infraestructura.

Entidades sufrirán por falta de liquidez

La reducción en las transferencias a los estados y municipios, que se proyecta en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, dejaría sin liquidez a los gobiernos locales, así como déficit en sus balances financieros y menores recursos para inversión en infraestructura, advirtió la agencia calificadora Moody’s.

Estimaciones de la calificadora señalan que el total de transferencias federales, incluidas las transferencias etiquetadas y no etiquetadas, disminuirán 5.2% el próximo año.

La disminución de las transferencias federales etiquetadas y no etiquetadas en 2021 exacerbará la presión en los ingresos debido a menores ingresos propios de los gobiernos locales durante este año e implicará recortes de gastos operativos y de capital en los estados y municipios”, sostuvo.

Recordó que 2021 es un año electoral en muchos estados y municipios, y la disminución de las transferencias el próximo año probablemente generará déficits y niveles bajos de liquidez, acentuando las dificultades a medida que los cambios en la administración generan incertidumbre sobre la continuidad de las políticas públicas.

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de 2021, el gobierno prevé un recorte de 1.2% de las transferencias federales etiquetadas (o aportaciones) a estados y municipios, las cuales se utilizan para financiar programas sociales y proyectos de infraestructura.

Las aportaciones han tenido históricamente una tasa de crecimiento promedio constante de 5.0 por ciento, por lo que el recorte propuesto sería la primera vez que se hace una reducción de tales transferencias en más de una década.

En tanto, las transferencias no etiquetadas (o participaciones), que representan un porcentaje de la recaudación de impuestos federales e ingresos petroleros y que pueden ser utilizadas para cubrir gastos operativos, podrían disminuir casi 6.0 por ciento en términos nominales respecto a 2020.

Otras transferencias etiquetadas, como son los convenios para financiar proyectos y otros gastos, disminuirían 25 por ciento.

Por ello, si el proyecto de presupuesto se aprueba sin cambios en las transferencias, los estados reportarán déficits operativos brutos que promedien 2.9% de los ingresos operativos en 2021.

A %d blogueros les gusta esto: