29 noviembre, 2020

La Química de la vida y sus CHONS

Por: Ricardo Quit // @cienciacc

Suenan el brass y las percusiones, un ritmo cubano acompañado por un violín que por alguna extraña razón me hace pensar en esos callejones de la isla de Manhattan por donde se paseaba Don Gato y su pandilla, lo que alcanzo a reconocer es mi danzón favorito: Teléfono a larga distancia, por supuesto mucho menos famoso que cualquier otro pero que hace referencia a un invento que cambió la forma de escuchar, y recientemente de ver, el mundo. Si me preguntan cuál es mi interprete favorito me veo tentado a citar al vecino Pérez Prado, pero rotundamente diré que Acerína y su Danzonera.

El nombre oficial de Acerína en la música es Consejo Valiente Roberts (QEPD) y en la Química, puesto que también es un mineral, es Oxido de Hierro III (Fe2O3); hace unos días llamó la atención al ser descubierto en la Luna, noticia que podría haber pasado desapercibida salvo que algunos conocedores pusieron los puntos en las íes, dado que se necesita de oxigeno para formar esa molécula que en la tierra es famosa por su color rojo como la sangre, la noticia de agua (molécula que también contiene oxigeno) en la luna es tan vieja como las primeras exploraciones que tuvo, aunque se han reunido más evidencias confirmatorias en la última década, los expertos han aproximado una conclusión: el oxigeno que oxida al hierro en la luna puede ser oxigeno terrestre que salta al satélite de vez en cuando con el viento solar.

El prefijo hemat de origen griego se utiliza para cosas rojas como la sangre y es utilizado en pomposas palabras como: hemoglobina, hematoma y en este mineral que también llamamos hematita que para bajarle a la sorpresa también se confirmo en Marte en 1998.

Apenas pasábamos la sorpresa de la hematita en la Luna cuando nos dicen que encontraron fosfuro de hidrógeno (PH3) en Venus; y de nuevo, como se dice: saltaron propios y extraños con prisas para anunciar evidencias de vida en el planeta. Algunos mas cautelosos esperamos sentados a que se confirmen esas frases que pretenden que se nos caigan los CHONSP mientras repasamos un poco las clases de la primaria.

Le llamamos vida, quítenle lo inteligente, a cualquier organismo que pueda hacer metabolismo y hemos apartado unos 70 elementos de la tabla periódica a los que hemos llamado bioelementos, entre los que destacan el Carbono, Hidrógeno, Oxigeno, Nitrógeno, Azufre y Fósforo (CHONSP) que tienen mas del 97% de la participación en las moléculas que la vida requiere, define, reacciona o desecha. Por eso cada vez que se escucha de óxidos, nitrogenados, fosfinas, hidróxidos algunos saltan y se les caen ante tal sorpresa.

Les contaré una pequeña historia: en 1669 un alquimista llamado Henning Brand con la idea de crear oro a partir de otros compuestos, y viendo que la orina era amarilla como el oro, se le hizo fácil pensar (y con la mano en la frente me siento irrespetuoso al decirlo así) que el color ya lo tenia y la orina podría ser purificada hasta obtener: Oro.

Acumulo, hirvió, destiló y evaporó casi mil litros de orines amarillo puros, hasta que obtuvo una especie de sal blanca que a la menor provocación brillaba intensamente, a esa sal la llamó Fósforo que en latín significa el que trae la luz y (tengo que advertir que mejor deberían de sentarse) resulta que Fosforus era el nombre que los griegos dieron al objeto celeste que anunciaba la salida del Sol, al Lucero de la mañana, sí, ese planeta al que llamamos: Venus.

Ahí no termina la historia, resulta que los orines siguen jugando un papel importante en este asunto: en 1824 Friedrich Wöhler, logró obtener en el laboratorio urea (compuesto que se considera un producto final del metabolismo) a partir de la mezcla de amoniaco y dióxido de carbono con lo aparentemente ya no necesitaba hígado para generarla.

Así productos químicos, orgánicos e inorgánicos se mezclan no solo en la tierra sino en todos los confines del universo, en 2015 surgió una noticia falsa que en esos laboratorios y telescopios de Hawaiise había descubierto TetraHidroCannabinol (C21H30O2 ,el principal actor del cannabis) en un meteorito en el espacio; por otra parte el famoso Futboleno/fullereno que es una molécula de 60 átomos de Carbono ha sido descubierta tanto en el espacio exterior como en la tierra y su caracterización y descubrimiento valió el premio Nobel de Química 1996.

Así que por moléculas orgánicas no paramos pero por señales de vida: hasta no ver no creer. Mientras: play a la danzonera que está en repetir una, Teléfono a larga distancia y aunque ambos términos se vuelven anacrónicos, esperemos que no se convierta en Teléfono Des-compuesto.

* Ricardo Quit es divulgador científico miembro del Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia

A %d blogueros les gusta esto: