18 septiembre, 2020

Chignahuapan, el pueblo de la navidad eterna

Chignahuapan se presenta como uno de los destinos turísticos más acogedores del estado de Puebla, con su kiosco, sus iglesias, la tradición de las esferas navideñas, sus aguas termales y demás atractivos. Chignahuapan es una localidad poblana localizada en las estibaciones de la Sierra Norte, ofrece un conjunto de atractivos para que pasar un día, un fin de semana o unas vacaciones relajadas y agradables.

La hermosa basílica y el precioso kiosco, la tradición de las esferas, la llamativa fiesta del Día de Muertos, las aguas termales y cascadas y los moles poblanos fueron las principales razones para incorporar al municipio en el sistema de Pueblos Mágicos.

Se localiza en la zona templada de la Sierra Norte, a una altitud promedio de 2.250 metros sobre el nivel del mar, disfrutando de una temperatura promedio anual de 14° C. Entre octubre y febrero el ambiente se pone mucho más frío, por lo que hay que abrigarse con una chamarra u otra pieza similar. Durante los meses invernales es frecuente también la presencia de niebla en el ambiente.

Traducido de la lengua náhuatl, Chignahuapan quiere decir «camino en el ombligo del cerro». Cuando los españoles llegaron a la zona, estaba habitada por los chichimecas. En 1527, Juan Alonso León estableció la primera población mestiza, que recibió el nombre de Santiago Chiquinahuitle.

Luego llegaron los Aztecas y seguidamente los jesuitas y el pueblo pasó a llamarse Santiago Chignahuapan. En 1874 recibió la categoría nominal de Villa de Chignahuapan.

¿Como llegar a Chignahuapan?

El Pueblo Mágico se encuentra a 190 Km. de Ciudad de México, un trayecto que toma 2 horas y 20 minutos en coche, por la Carretera Federal 132 en ruta hacia la ciudad de Tulancingo de Bravo, localidad hidalguense que se encuentra a 69 Km. de Chignahuapan. La ciudad de Puebla de Zaragoza está a 112 Km. de Chignahuapan con rumbo norte por la autopista México 121 y la carretera Puebla 119D. Desde Tlaxcala son 81.5 km hasta Chignahuapan por la carretera Puebla 119D

Atractivos arquitectónicos

Uno de los grandes símbolos arquitectónicos de Chignahuapan es su curioso kiosco situado en el centro de la Plaza de Armas. Fue instalado en 1871 y está construido totalmente en madera. Es de estilo mudéjar y está pintado en llamativos colores, con predominancia del azul, el rojo y el ocre. En el centro del kiosco hay una fuente que simboliza la pureza. El acceso de las personas al kiosco está restringido para preservar su estructura, pero todo visitante de Chignahuapan va a admirarlo y a fotografiarlo.

A pocos pasos de la Plaza de Armas de Chignahuapan se encuentra la basílica del pueblo, consagrada a la Inmaculada Concepción. El principal atractivo del templo es la propia imagen venerada, de tamaño colosal, siendo la escultura sagrada bajo techo más grande en América Latina. Fue tallada en madera de cedro por el artista poblano José Luis Silva, trabajo que le tomó 6 años, entre 1966 y 1972. Mide 14 metros y solo el cuello y la cabeza son del tamaño de una persona promedio.

La Plaza de Armas de Chignahuapan o Plaza de la Constitución, es de un acogedor estilo provinciano y es el punto de reunión preferido de la localidad, especialmente por los jóvenes y por los hombres mayores a los que gusta juntarse para platicar. La plaza está rodeada de hermosas casas de paredes pintadas de distintos colores, que contrastan con el rojo de las tejas de los techos. Otros atractivos de la Plaza de Armas son la Iglesia de Santiago Apóstol y la estatua de Gaspar Henaine Pérez (1926 – 2011), mejor conocido como Capulina, famoso comediante mexicano nativo de Chignahuapan.

El Templo de Santiago Apóstol, de estilo barroco indígena fue construida por los franciscanos que evangelizaron por la Sierra Norte de Puebla. En su torre derecha se distingue un elegante reloj fabricado por los hábiles artesanos de relojería de Zacatlán de las Manzanas. La imagen del santo montado a caballo preside la fachada del templo. En la fachada barroca del siglo XVI el artista que la ornamentó puso ángeles con claros rasgos indígenas rodeados de frutas del trópico, libertad creativa que quizá no agradó del todo a los religiosos españoles.

En la Iglesia del Señor de la Salud, más conocida como el Santuario del Honguito, se da el hecho curioso de que el objeto de veneración es un hongo con la silueta de Jesús. Según la leyenda, el hongo fue encontrado en 1880 por un campesino de Chignahuapan que buscaba setas silvestres para comer. La iglesia fue levantada en el lugar del hallazgo y el hongo petrificado fue colocado en el centro de una cruz. Los escépticos y no creyentes quedan convencidos al ver la figura con una lupa colocada junto al adoratorio.

Las esferas de Chignahuapan

Durante todo el año, en Chignahuapan se elaboran esferas de distintos colores, de las que se ponen en los árboles de navidad. La producción se intensifica entre octubre y diciembre y hay exhibiciones de esferas por todos lados, por lo que es raro el visitante que no lleve las suyas para adornar su pino natural o su árbol plástico, ya que los precios son muy convenientes. En la temporada decembrina se celebra la Feria Nacional del Árbol y la Esfera. Puedes visitar algunas de las más de 200 fábricas que se dedican a hacerlas.

Trabajadora del Castillo de la Esfera en Chignahuapan

A pocos minutos del centro de Chignahuapan se encuentra la Laguna de Almoloya o Laguna de Chignahuapan, nutrida por 9 ojos de agua. Este bonito cuerpo de agua es frecuentado por pobladores y visitantes para practicar la pesca deportiva, pasear en lancha o por sus alrededores, hacer ejercicio y ver el ocaso. Durante el Festival de la Luz y la Vida, celebrado el 01 de noviembre, Día de Muertos, en el cuerpo de agua tiene lugar una vistosa ceremonia y se realizan torneos de pesca. También en las cercanías de Chignahuapan hay aguas termales y bonitas cascadas.

Festival de la Luz y la Vida

Según la mitología prehispánica, para llegar a Mictlán, hogar de los muertos, el alma de los difuntos debía superar varios obstáculos, entre ellos atravesar el caudaloso Río Chignahuapan. Para conmemorar el Día de Muertos, los vivos de Chignahuapan, lugareños y turistas, se congregan en la plaza, frente a la Iglesia de Santiago Apóstol y después del ocaso parten con antorchas hacia la Laguna de Almoloya. En medio de la laguna espera una hermosa pirámide precolombina flotando en las aguas y tiene lugar una ceremonia a la luz de las antorchas, con luces fluorescentes, balsas y actores con vestimentas tradicionales.

Atractivos Naturales

A menos de 10 Km. de Chignahuapan se encuentra la caída de agua de Quetzalapan, un salto que se aproxima a los 200 metros de altura, donde los entusiastas de los deportes extremos al aire libre van a practicar rapel y escalada y a viajar en tirolesa. Los menos arriesgados pueden hacer paseos y observar la belleza del lugar. La Cascada El Cajón cuenta con un puente colgante y con manantiales que forman deliciosos lugares para bañarse. Otro atractivo de este sitio es un árbol hueco en cuyo tronco caben más de 12 personas.

Cerca de la población se encuentran varios sitios para tomar baños termales. Aguas Termales de Chignahuapan, situado a 5 Km. de la localidad, es un lugar en el que las aguas sulfurosas alcanzan una temperatura de 50° C, excelente para disfrutarlas sin escocerse. Desde los balearios y piscinas del hotel hay vistas impresionantes de las barrancas cercanas. Puedes hospedarte y pasar un fin de semana o varios días de relax entre las cálidas aguas curativas.

Recuerdos y comida típica

El pueblo además ofrece una gastronomía característica, sus platillos típicos son la barbacoa de hoyo y consomé, chicharrón prensado, mole poblano, pollo en hongo, conejo en diferentes presentaciones, las carnitas y cemitas estilo Chignahuapan.

Y si eres amante de los dulces, prueba los riquísimos jamoncillos de pepita y piñón, dulce de leche, calabazetes, mermeladas, conservas y jaleas de diferentes frutas regionales. Y no olvides probar el tradicional pan de queso e higo que lo podrás conseguir en cualquier panadería de Chignahuapan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las bebidas típicas de Chignahuapan que destacan son los vinos y cremas con base de frutas y la bebida nacional por excelencia: el pulque.

Chignahuapan tiene mucho que ofrecer al visitante, y al igual que los demás pueblos, esperan al semáforo verde para volver a recibirte con los brazos abiertos y la calidez de su gente.

A %d blogueros les gusta esto: