20 septiembre, 2020

Dieta orgánica reduce herbicida en el cuerpo

*Consumir alimentos orgánicos puede reducir 70 por ciento los niveles en el cuerpo de glifosato, el herbicida más utilizado, señala estudio.


Consumir una dieta basada en alimentos orgánicos puede reducir los niveles en el cuerpo de glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, de acuerdo con una investigación Amigos de la Tierra.

Luego de seis días de recurrir a una dieta orgánica, la cantidad de glifosato en el cuerpo humano disminuye 71 por ciento en promedio, según un estudio publicado en la revista científica “Environmental Research”.

En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) clasificó a este herbicida como probable carcinógeno en humanos.

Además, el uso indiscriminado de esta sustancia contamina el medio ambiente y contribuye al declive de los insectos, que brindan servicios de polinización y control de plagas, señala la “Monografía sobre el Glifosato” de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem).


¿Qué pasa con el glifosato?

El glifosato es un herbicida, es decir, una sustancia capaz de eliminar especies vegetales que se consideran indeseables.

Los humanos están expuestos de forma constante y generalizada a este producto, pues se han encontrado rastros en una gran cantidad de alimentos, como los elaborados con maíz o soya.

En agua potable, vino, cerveza y en productos de higiene personal elaborados con algodón, como gasas y vendas, también se ha detectado la presencia de glifosato, indica el Cibiogem.

México eliminará de forma gradual el uso de esta sustancia para el 2024, anunció la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el mes pasado.


Impactos del glifosato para la salud humana

*Es un probable carcinógeno, según la IARC, un organismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

*Está asociado con un aumento de riesgo de desarrollar linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer que comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos.

*Está asociado con enfermedades renales y del hígado graso, embarazos más cortos, disminución de la función de los espermatozoides, alteraciones endocrinas, daño del material genético y alteraciones en el microbioma intestinal.


Impactos del glifosato para el ambiente

*Causa una disminución del algodoncillo, el alimento del que dependen las crías de mariposas monarcas, por lo que amenaza su población.

*Está asociado con daños a las abejas: puede afectar su desarrollo mientras son larvas, aumentar su vulnerabilidad a la infestación de patógenos, reducir su productividad y perjudicar su navegación.

*Los pesticidas también contaminan el suelo y los cuerpos de agua, como ríos, lagos y océanos, lo que aniquila especies de peces y microorganismos.

*Los daños ambientales de la agricultura industrial están estimados en 3 billones de dólares al año, según la ONU.


¿Cómo ayuda una dieta orgánica?

Consumir una dieta basada en alimentos orgánicos no sólo reduce los niveles de glifosato en el cuerpo humano, también el de otras sustancias, apunta la investigación de Amigos de la Tierra.

En general, las personas que cambiaron de una dieta tradicional a una orgánica redujeron 60.5 por ciento los niveles de herbicidas y otros químicos en su cuerpo.


¿Qué es un alimento orgánico?

*Un alimento orgánico es aquel que es obtenido de animales y vegetales, elaborado y procesado de forma amigable con el medio ambiente, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

*En México, la producción orgánica evita el uso de sustancias sintéticas, como herbicidas, pesticidas y fertilizantes artificiales.

*Según estándares internacionales, los alimentos orgánicos tampoco utilizan organismos genéticamente modificados (mejor conocidos como “transgénicos”), riego con aguas residuales, antibióticos ni hormonas de crecimiento.

*La finalidad de la agricultura orgánica es reducir el impacto ambiental negativo de esta actividad y asegurar que la tierra sea útil durante mucho tiempo.


¿Cómo comprar orgánicos?

México es el cuarto productor de alimentos orgánicos del mundo, apunta la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En el País, se cultivan más de 45 mil de estos alimentos, como café, maíz, aguacate, alfalfa, frijol y agave.

Los productos orgánicos, a diferencia de los convencionales, se distinguen por incluir sellos de certificación que garantizan su producción orgánica.

En general, los precios de los alimentos orgánicos son superiores a los tradicionales debido a que su producción es más lenta y en menor cantidad, pues no emplean fertilizantes, hormonas de crecimiento ni químicos que incrementan la producción.

El costo de estos productos para los consumidores es de entre 11 y 337 por ciento más alto, señala la Profeco.


Busca estos sellos

Organismos nacionales e internacionales pueden certificar la producción orgánica en México a través de diferentes sellos que pueden ostentar los alimentos.


Algunas recomendaciones

1. Revisa las etiquetas del empaque para asegurarte de que ostente el certificado de producto orgánico.

2. Compra sólo lo que vas a consumir. Recuerda que la vida útil de estos alimentos es menor.

3. Reduce tu ingesta de carne. En general, es el producto más costoso, así que puedes reemplazarlo por frijoles o lentejas.

4. Considera comprar frutas y verduras congeladas. Pueden ser más baratas y su calidad nutricional es similar al producto fresco.

5. Adquiere alimentos de temporada. Suelen ser más baratos y puedes congelarlos para usarlos fuera de temporada.

6. Compara precios entre diferentes establecimientos que ofrecen productos orgánicos. En algunos casos, el costo podría ser igual o más barato que el del alimento tradicional.

7. Cuidado con algunas frutas y vegetales que tienden a registrar más residuos de herbicidas, como zanahorias, fresas, duraznos, mandarinas, camote, arándanos y chiles.

A %d blogueros les gusta esto: