19 septiembre, 2020

La caja china y sus grandes distractores

Por: José Luis Castillo Báez* // @JLCastillopue

En esta última semana hemos sido testigos de la tomada más grande pelo de la que se tenga memoria, el “juicio” que ni siquiera ha empezado legalmente de EMILIO LOZOYA AUSTIN se ha convertido en un circo mediático que, a fuerza de ser veraz, se debe de reconocer que al presidente este numerito le está resultando una valiosísima bocanada de oxígeno en su ya muy mermada imagen, la terrible incapacidad que ha demostrado su administración en el manejo de la pandemia, la exorbitante cifra de muertos que está dejando su NULA estrategia de seguridad, así como el hartazgo de la población en los rubros mencionados hacen que este tipo de “espectáculos” le resulten muy eficientes distractores, porque, con la falsa idea de luchar contra la corrupción, el grueso de sus votantes se entretienen bastante bien, pero ¿por qué me refiero a que esto es una tomada de pelo?

Permítanme explicarlo:

El delito electoral, en caso de existir ya prescribió, es decir al haber ocurrido hace más de 5 años la ley no puede castigar la presunta comisión de esos hechos ilícitos, por lo que, no solo es una necedad y un absurdo seguir haciendo un show con eso, es un derroche de recursos financieros, materiales y humanos que deberían en este momento destinarse para atender los efectos de la pandemia, o para perseguir verdaderos delincuentes como Ovidio Guzmán, o el CJNG o cualesquiera que pudiera darles legítimamente la Fiscalía General de la Republica, el Ejecutivo o hasta la misma Hacienda, de tal suerte que, a mi leal saber y entender se estaría incurriendo en desvió de recursos ya que se distraen valiosos recursos económicos y humanos en este montaje que, además es bastante malito, vaya está peor que el de García Luna con Florence Cassez, porque el vuelo para extraditar a Lozoya no fue gratuito, y quiero pensar que la atención medica que recibió en el Ángeles del Pedregal salió de su bolsa y no la pagamos los Mexicanos que si pagamos impuestos, (aunque la obligación legal de hacerlo era del estado, mas no en un hospital de lujo) más aun, ¡el tipo anda libre mandando e-mails para firmar su libertad caucional! Ridiculazo.

Lo que no debemos olvidar es que, su gobierno está resultando un chiste muy mal contado, una vergüenza y lo peor, está acabando con la economía de nosotros los mexicanos, con millones de empleos y con la estabilidad de millones de familias como la tuya y como la mía… he dicho.

*José Luis Castillo Báez es dirigente de la Corriente Crítica (CC) del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla.

A %d blogueros les gusta esto: