26 septiembre, 2020

Construyó ‘El Marro’ túneles de escape

El capo fue detenido en una casa con criadero de gallos en Tavera. Tres días antes fue vigilado las 24 horas con drones. Foto: Grupo REFORMA

 

 

 

Benito Jiménez / reforma.com

José Antonio Yépez “El Marro” logró evadir en al menos seis ocasiones los operativos federales gracias a las rutas de escape -entre túneles y brechas- que construyó y que cruzaban las autopistas.

Además, armó una red de “halcones” y organizó a grupos de mujeres, ancianos y niños que salían a las calles para frenar los operativos y darle tiempo para su huída.

En los últimos meses, la Fiscalía General de la República (FGR) intensificó las intervenciones telefónicas y logró ubicar a varios de sus colaboradores que detallaban los movimientos del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

El objetivo principal fue Elíseo “N”, alias “El Titi”, quien organizó el trasiego de armas, drogas y huachicol. Incluso, planeó emboscadas a militares o agentes federales con la colocación de ponchallantas y organizó bloqueos carreteros.

En la acusación de la FGR, se ventila que “El Marro” tenía a sus órdenes un grupo de mujeres que organizaban las llamadas “huelgas”, que son los bloqueos carreteros en distintos puntos de Guanajuato.

Los pobladores eran convocados a reuniones para realizar acciones de vigilancia en los principales accesos a las localidades.

Una mujer que es identificada como “La Chola”, era quien azuzaba a los vecinos para que impidieran que los elementos del Ejército o la Marina llegaran a Santa Rosa de Lima.

“Prendan de todo para que no lleguen”, se escucha que ordenan a “La Chola”.

Al finalizar los bloqueos, “El Marro” ordenaba que se diera “raid” hasta su casa a todos los participantes.

En otro caso, tras finalizar un bloqueo habló con un niño -por medio del celular de uno de sus sicarios- quien le pidió apoyo para jugar fútbol americano. La llamada, sirvió para que la voz del capo se integrara al banco de voz de la División de Inteligencia.

La protección a los escondites de “El Marro” incluyó ponchallantas y 20 “bombas” con luz blanca para alertar a los pobladores en caso de la presencia de federales.

Si eso ocurría, la orden era “aventar a mujeres, ancianos y niños” por delante, en la primera línea de fuego.
También se relató que en un bar de Antonio de los Morales se pagaba la nómina y que en “El Atorón”, otro establecimiento, se daban armas y vehículos. Todo para evitar que integrantes de la organización fueran capturados.

Por el buen trabajo en su seguridad, “El Marro” regaló una pipa a “El Titi”, el 5 de enero de 2019, con 25 mil litros de gasolina “de la buena de Pemex”.

“El Marro” fue detenido la madrugada del 2 de agosto en el Municipio de Juventino Rosas, en un operativo encabezado por el Ejército.

A %d blogueros les gusta esto: