20 septiembre, 2020

Un año más… tu vida en mi vida.

Por: Gerardo Moreno Tovar || @tovar_moreno

Ya son diecisiete años, y justo hoy en la mañana tu abue decíaParece que fue ayer”. Y sí, el tiempo se va como agua entre las manos; no hay forma de detener su camino. Su paso es tan breve como una milésima de segundo que ni el filo de la navaja más afilada podría detener por un instante el presente.

Esta vez he recurrido a las ideas de algunos pensadores que no conozco, conservo y respeto su anonimato, pero invariablemente sus reflexiones me han llevado a pensar más en ti. No tengo nada material que darte, sólo unas cuantas ideas que se han quedado en mis manos y sería egoísta de mi parte no ponerlas en las tuyas. He aprendido que no todas las tempestades son para crear desorden en tu vida, algunas llegan para limpiar tu camino y permitir que avances con mejor paso. No te preocupes de aquello que recibes, preocúpate de aquello que das, pues todas las cosas que provienen de ti, volverán a ti tarde o temprano. También sé que si quieres volar alto, deberás unirte a las águilas; las serpientes te harán arrastrarte por tierra.

Ten presente que a veces deberás simplemente ir hacia adelante con tus propias fuerzas, y sólo con la ayuda de Dios, así que no bajes nunca la mirada frente a nadie porque ninguno es mejor que tú. Creo que ya sabes que no se puede cambiar aquello que ya ha sucedido, pero se puede cambiar nuestro modo de ser de modo que no ocurra más.

Sería bueno que no compartas con nadie tus proyectos para el futuro. Dedica tiempo a quien te ama incondicionalmente no a quien te ama sólo cuando le es cómodo. Gynaíkamou me enseñó con su ejemplo que el débil se venga; el fuerte, perdona, pero el inteligente ignora y listo, también de ella aprendí que Ser un líder no significa estar a cargo, sino saber cuidar de las personas a su cargo y a las personas que se ama. Leí hace poco que No debes pedir permiso para volar, las alas son tuyas y el cielo no es de nadie.

Qué extraordinarias son las personas que saben comenzar de cero a pesar de los años y los errores del pasado. Ser positivo significa entender que vendrán días mejores cuando la vida parece difícil. Falsedad, envidia y arrogancia son hermanas, hijas de la ignorancia. Pero la arrogancia, también conocida como soberbia, es la más triste de todas, porque es el mayor de los pecados. Eres un ser maravilloso, porque todo lo haces bien. Sólo abstente de querer que todos lo sepan. Lo sabrán cuando te conozcan; si te mantienes humilde y sencilla demostrarás cuan maravillosa eres.

Nuestro objetivo principal en la vida es ayudar a los demás, mantente firme en tus metas. Cuando quieras decir sinceramente un “te quiero” un “te amo” no te calles, el silencio pesa como piedra, las piedras levantan muros y al final el muro sirve para separar. Tu autoestima debe ser siempre más fuerte que tus sentimientos.

Las mejores personas no se buscan, es la vida quien te las presenta. Cuando lleguen a tu vida lo sabrás. Así como hoy reconoces al mejor maestro o maestra; así como hoy reconoces a un amigo verdadero, así identificarás a las mejores personas en tu vida. Pero no olvides lo que dijo alguna vez San Juan de la Cruz: “Nunca admires a una persona por muy santa que te parezca, porque el Diablo, tarde o temprano, te hará ver sus defectos”.

No es lo mismo Orar por paciencia que recibir la oportunidad de ser paciente; o pedir a Dios la virtud de la prudencia que tener la oportunidad de ser prudente. Antes que pedir a lo Alto, primero ofrece; ofrece lo que eres y lo que haces, lo que tienes y lo que vas a recibir. Ofrece a Dios tus días y tus noches, tus entradas y salidas. Ofrece lo que recibes y también tus errores. No hay malas decisiones, sólo son decisiones; ofrécelas a Dios y te aseguro que aquello que decidas te dará buenos resultados. Pero sobre todas las cosas, nunca te olvides de Dios.

Feliz cumpleaños, Hija.

A %d blogueros les gusta esto: