6 agosto, 2020

Atlas cargando un helicóptero

Foto: NASA

Por: Ricardo Quit // @cienciacc

Recién platicaba sobre los próximos huéspedes robóticos en Marte, me preguntaban ¿por qué tanta emoción de estar lanzando cohetes al espacio en tiempos de coronavirus? Así que respiré profundo, ya que es un área bastante ventilada, apagué la computadora y respondí. A continuación les comparto lo que más me emociona de la respuesta.

Poco a poco hemos perdido la costumbre de viajar a la terminal, estación o central de autobuses a despedir a un amigo que saldrá de viaje; los vuelos comerciales se han hecho tan comunes que también hemos perdido la costumbre de ir a despedir o recibir a los viajeros en los aeropuertos, entre más comunes se hacen menor es la afluencia, lo que significa que estamos en las puertas de que dejemos de ver a la gente sentada o a la expectativa de un despegue espacial, se han vuelto tan frecuentes y programados que podemos ver uno cada 3 o 4 meses llevando o trayendo pasajeros de la estación espacial internacional y sus suministros, ya sean alimentos o instrumentos científicos. También la facilidad de verlos por Internet nos evita la fatiga (y el gasto) de viajar a Rusia o a la Florida Gringa para disfrutar del espectáculo.

En los últimos años más empresas espaciales en colaboración con los gobiernos nos han sorprendido con la capacidad de lanzamientos, ya sean de peso bruto o tripulado. Así hemos lanzado personas, robots, satélites de telecomunicaciones, observatorios astronómicos, radares espaciales y muchas otras herramientas al límite de la innumerabilidad.

Este Jueves 30 se tiene planeado ver un cohete Atlas V ser lanzado a unos 15Km/s, es decir que en menos de 3 segundos podría llegar desde el Zócalo de Puebla al de Tlaxcala. La velocidad no es lo único de qué sorprenderse, si el 26 de julio de 1971 el Apolo 15 llevó un auto a la luna y el 6 de febrero del 2018 Space X puso un automóvil Tesla en órbita alrededor de la tierra, será entonces primero este 30 de Julio y si las condiciones climáticas lo permiten en que veremos a la NASA lanzar un helicóptero como parte de la carga con destino a marte y meses después veremos su llegada.

Así como tenemos maquinas locomotoras que arrastran las cabinas de carga, del piloto y la de los pasajeros, ya sea en un tren, un automóvil, un barco o un avión.

La misión Mars 2020 cuenta con un motor Atlas V que llevará una cabina Centaur, diseñada para llevar los mencionados: robot explorador y helicóptero. La carga propiedad de la NASA y el cohete (motores y cabina de carga) de la proveedora de lanzamientos espaciales llamada United Launch Alliance.

Este lanzamiento solo será posible entre el 30 de julio y el 15 de agosto, que es cuando la Tierra y Marte se acercan en la 4ta dimensión, es decir: que debido a sus trayectorias y posición en sus órbitas según el tiempo, tendrán la mejor oportunidad de consumir menor combustible y recorrer menor distancia al momento del amartizaje (una palabra que parece que me acabo de inventar pero que está en el diccionario de la lengua española desde 2014).

El pasado 24 de julio la depresión tropical Hanna se convirtió en tormenta, y planteó la posibilidad de cambiar la fecha de lanzamiento, sin embargo después de tocar tierra en Texas y desplazarse al noreste de México 2 días después regreso a depresión y se declaró de poca importancia.

Las lluvias y los vientos nos trajeron nubes y días y tardes y noches nubosas que tampoco nos han dejado ver al cometa Neowise que ahora debería de estar se asomando después del atardecer, así que apenas lo hemos podido conocer gracias a las fotografías y videos de cientos de aficionados por el mundo, tal vez, ahora en tiempos de coronavirus, sea el momento de hacer la cuenta regresiva de lanzamiento de nuestros viajeros espaciales desde nuestras redes sociales.

En el último minuto contaremos de forma regresiva hasta cero, escucharemos al director de vuelo decir: “…3, 2, 1, Motor principal encendido, cero, tenemos un despegue” y aplaudiremos con emojis y bailaremos en tiktoks.

 

* Ricardo Quit es divulgador científico miembro del Consejo Nacional para el Entendimiento Público de la Ciencia

A %d blogueros les gusta esto: