25 septiembre, 2020

Sufren en Vallarta secuestro masivo

VALLARTAZO TRÁGICO. Un recorrido de Guadalajara a Vallarta con vehículos todoterreno acabó con un secuestro. Se desconoce si ya fueron liberados todos los plagiados: Foto: Especial

Ahora los secuestros se dan en masa.

Unos 20 jóvenes que realizaban un viaje de aventura en vehículos todoterreno por la Sierra Occidental de Jalisco fueron plagiados el pasado sábado por hombres armados cuando llegaban a Puerto Vallarta.

Entre las víctimas, originarias de Guanajuato, hay por lo menos 10 pequeños empresarios, dijeron fuentes cercanas.

De acuerdo con las versiones, que no han sido corroboradas por fuentes oficiales, hay por lo menos un muerto tras el ataque, y varias de las víctimas siguen secuestradas.

Las fuentes informaron que el grupo había sido ubicado por los delincuentes, presuntos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), durante el trayecto de su viaje de turismo de aventura, conocido como
“Vallartazo”, que parte desde Guadalajara y pasa por Ameca y Talpa de Allende para llegar a Puerto Vallarta.

De acuerdo con diversos testimonios, los afectados se desplazaban en vehículos tipo RZR, cuatrimotos y camionetas, cuando fueron interceptados por el grupo armado en la Avenida Fluvial, cerca del cruce con la Avenida Grandes Lagos, en el Fraccionamiento Fluvial Vallarta.

Tras una balacera, varias de las personas que formaban parte del convoy habrían sido privadas de su libertad.

En el lugar quedó herido el empresario Joaquín Alba, dedicado al transporte de materiales de construcción, quien presuntamente fue alcanzado al caerse de uno de los automotores tipo RZR. Más tarde falleció en un hospital.

Autoridades locales localizaron tres vehículos que aparentemente son de las víctimas. El Ayuntamiento negó que hubiera un “levantón”.

Otra fuente allegada al caso aseguró que los agresores llamaron a los familiares de las víctimas para pedir dinero por su rescate.

“Este tipo de circunstancias no habían sucedido y el hecho que haya pasado algo así en un grupo de chavos, empresarios jóvenes que no iban a hacer otra cosa que divertirse, vacacionar, andar en moto, te genera preocupación”, narró a REFORMA, vía telefónica, un empresario de Guanajuato que pidió el anonimato por seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: