13 agosto, 2020

PNR en 1929; PRM en 38; PRI en 46: Hoy…Morena

Por: Jesús Contreras Flores

La política es el arte de servirse de los hombres
haciéndoles creer que se les sirve a ellos.
Louis Dumur, periodista

El Partido Revolucionario Institucional –PRI-, creado el 4 de marzo de 1929, como Partido Nacional Revolucionario –PNR- por el entonces expresidente Plutarco Elías Calles, que el 30 de marzo de 1938 bajo la presidencia del general Lázaro Cárdenas del Río, sufrió una transformación en sus siglas como Partido de la Revolución Mexicana –PRM, y un nuevo cambio tuvo en sus siglas en 1946 durante el mandato del presidente, general Manuel Ávila Camacho y desde entonces se conoce como PRI. Como se observa a lo largo de 70 años el llamado partido tricolor y sus sectores, campesino, obrero y popular, como partido único, gobernó en nuestro país.

El paso de los años, como todo en la vida, lo llevó a “bajarse del caballo de la revolución” y a definirse como “un partido de izquierda…dentro de la revolución”. El desgaste natural, fue deteriorando su vida, a lo largo de la cual, hizo cosas buenas y malas. En su supervivencia, se oxigenó, creando partidos satélites, que le sirvieron para conservar el poder político; desde luego con algún premio de elección popular, diputados federales y locales, luego senadores, presidentes municipales y gobernadores –hasta que el Partido Acción Nacional, fundado en septiembre de 1939, alcanzó una gubernatura.

En 1988, después de 59 años, se inició la decadencia, luego del rompimiento de los integrantes de la corriente crítica encabezados por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez Navarrete, prominentes políticos dentro de la izquierda priísta, ante el descontento por la decisión de apoyar a Carlos Salinas de Gortari, en 1987, para la candidatura presidencial.

Ante ese fallo, estos personajes acudieron a los partidos de izquierda, integrados por prominentes miembros de la izquierda mexicana, como Heberto Castillo, Gilberto Rincón Gallardo y Amalia García y formaron el Frente Democrático Nacional, ente que con el ingeniero Cárdenas como candidato se lanzaron en la búsqueda de la presidencia. En la lucha electoral obtuvo el triunfo Salinas de Gortari y se habló de la “caída del sistema”. A todos ellos, se sumó Andrés Manuel López Obrador, y en 1989, el 5 de mayo, surgió el Partido de la Revolución Democrática –PRD-.

Tuvieron que pasar 71 años para que el PRI perdiera la Presidencia de la República que pasó a políticos de Acción Nacional que tuvo que gobernar con priístas. Doce años después, luego de los mandatos de Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón Hinojosa, los tricolores recuperaron con Enrique Peña Nieto la silla presidencial. El desgobierno del mexiquense y la corrupción cansó a la sociedad mexicana y en el 2012, esta se volcó en las urnas en favor de López Obrador, quien con su Movimiento de Regeneración Nacional, aún no hecho partido político, creado por el tabasqueño el 2 de octubre de 2011 fue en coalición con el PT, por cierto salvado por Peña Nieto pues había perdido su registro en la elección intermedia de 2009 y por el Partido Encuentro Social –PES- que en el 2012, también fue redimido al no alcanzar la votación requerida por el Instituto Nacional Electoral –INE-. Aquí nació la Cuarta Transformación -4T- visión de AMLO, tomando en cuenta tres sucesos de la historia de México: La Independencia, la Reforma y la Revolución.

El PRI, que se alió con sus institutos políticos, Nueva Alianza –Panal- y Verde Ecologista de México –PVEM-; el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, pronto fueron desmantelados y muchos de sus militantes, pasaron a engrosar las filas “morenistas”. Ese fue el pago a los que en algún momento fueron “sus partidos” pues sufrieron la pena de no ser tomados en cuenta por quienes se apoderaron de esos organismos.

Elías Calles en 1929 tuvo el tino de unir a líderes y grupos que habían emergido de la Revolución en el PNR. En los siguientes años, de acuerdo a las circunstancias del momento le cambiaron el nombre y organizaron partidos cómodos en cada ocasión, es decir tuvo inicio y transformaciones, o sea hablamos de tres transformaciones.

Acción Nacional, siempre a la derecha, como partido de oposición, no supo gobernar y tuvo que acudir a los que sí sabían gobernar. El PRI, que sabía gobernar al llegar nuevamente al frente de la administración federal, se olvidó de esa tarea y hubo saqueo en las arcas.

López Obrador, conocedor de las entrañas políticas de nuestro país, atrajo a líderes y militantes distinguidos, otros no tanto, de todos los “partiditos”, y ahora gobierna y lleva adelante la 4T con personajes como Ricardo Monreal Ávila, Porfirio Muñoz Ledo, Manuel Bartlett Díaz, Esteban Moctezuma Barragán, Olga Sánchez Cordero, Javier Jiménez Espriú, Marcelo Ebrard Casaubón, Napoleón Gómez Urrutia, Ana Gabriela Guevara, y muchos más que han cambiado de institutos políticos.

En 1810, los mexicanos fueron en busca de su independencia, que alcanzaron en 1821. En 1910, -México en esa búsqueda ha tenido procesos políticos y sociales-, estalló la revolución que concluyó, oficialmente, con una nueva Constitución Política en 1917. La lucha continuó por varios años y fue en el 29 que se unió a líderes, grupo y asociaciones políticas en torno al PNR que pasó a ser PRM y PRI.

En el sexenio de Salinas de Gortari se trató de acabar con el priísmo y fundar el Partido de la Solidaridad, pero fracasó. Esa pudo ser la cuarta transformación de ese organismo. En este siglo un exintegrante acabó con la democracia priísta, que no le llevó a culminar sus anhelos. Hoy llegó y lleva adelante su sueño la: 4T. pero con el apoyo de los que fueron sus “compañeros de partido” observamos que, sí…es la cuarta transformación…pero…del PRI que hoy a través de Morena, gobierna en México…El PRI que ayer fue el “bueno”, hoy es el PRI “malo” y los “malos” de ayer, hoy son los “buenos”…y así por siempre y para siempre…¿o no?

El Gobierno interino de Puebla y sus señalamientos

En la columna Kiosko del diario nacional El Universal de este domingo apuntan: “¡Qué corta memoria y que larga lengua!”, se escuchó por ahí. También dicen que “Del plato a la boca se cae la sopa”, este dicho se ajusta a la bancada de Morena en el Congreso local, luego de que se unieron a las voces que exigen castigo contra el exgobernador interino Guillermo Pacheco Pulido (PRI) y sus excolaboradores.

Como se sabe a últimas fechas han salido a luz diversas irregularidades sobre el uso de recursos públicos por 500 millones de pesos. En la columna se apunta que a las expresiones de condena de varios sectores no sean hecho esperar siendo las de la bancada morenista las más cuestionadas, porque precisamente los diputados de esta fuerza, encabezados por el presidente de la Junta de Gobierno del Legislativo, Gabriel Biestro, fueron quienes colocaron al priísta como interino. O sea que “El que mucho habla, mucho yerra”.

Gilberto Bosques Saldívar

Este lunes se conmemoró el 128 aniversario del nacimiento del diplomático poblano, nacido en 1892 en la población de Chiautla de Tapia, Gilberto Bosques Saldívar, quien falleció a la edad de 103 años. Gilberto Bosques durante su vida tuvo importantes cargos públicos, fue diputado del Congreso Constituyente de Puebla, diputado federal, dio respuesta al primer informe del presidente Lázaro Cárdenas del Río. Como diplomático estuvo, en París, Portugal, Suecia, Finlandia, Cuba y Alemania. En este país y Francia fue prisionero de guerra del fascismo.

Durante la Segunda Guerra Mundial llegó a París como Cónsul y allí además de defender a los mexicanos que se encontraban por esos lares. Abrió las puertas del consulado a cientos de refugiados, particularmente españoles y judíos, que ansiaban salir ante la persecución de los nazis…

Hasta la próxima…D.M

A %d blogueros les gusta esto: