6 agosto, 2020

Poco que ganar, mucho por perder

López Obrador tendrá un encuentro con Donald Trump. Foto: Paola Urdapilleta

En el primer encuentro oficial entre el Presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo estadounidense Donald Trump, el mexicano tendrá más que perder y muy poco por ganar, según especialistas.

AMLO arribó anoche a la capital de EU tras siete horas de vuelo en línea comercial, con escala en Atlanta, y hoy será recibido por Trump en la Casa Blanca para una plática privada y después una reunión de comitivas para cerrar con una cena a la que se sumarán empresarios.

“Ambos fueron candidatos (presidenciales) anti-sistema y tienen mucha simpatía uno por el otro”, dijo a la prensa un alto funcionario de la Administración Trump, horas antes de la visita.

Aunque el Presidente mexicano ha insistido que el tema central es el inicio del TMEC, la Casa Blanca informó anoche que se repasarán el tema migratorio, la lucha antinarcóticos y seguridad fronteriza.

López Obrador llega en un momento en que lo único que su anfitrión tiene en la cabeza es ganar la elección del próximo noviembre, dijo Eric Olson, un experto en la relación México-EU de Woodrow Wilson Center.

“Es un riesgo inmenso para Andrés Manuel y México”, afirmó al periódico The Guardian.

En ello coincidió Guadalupe Correa-Cabrera, profesora de la Universidad George Mason (Virginia), quien previó que Trump use la visita para complacer a su base de votantes, incluso reviviendo su promesa de que México pagará el muro fronterizo. “Le pasó a (Enrique) Peña Nieto. Le puede pasar fácilmente a él”, comentó.

“No hay forma de que pueda girar esta visita a su favor”, dijo Tony Payan, de la Universidad Rice (Texas) a la agencia AP.

The Wall Street Journal fue severo con AMLO en un editorial. “Si quiere que su sexenio sea un éxito tendrá que ir más allá del simbolismo populista y cambiar su curso político. Trump tendrá una rara oportunidad de comprometerse con ideas para sacar a México de la caída en la que se encuentra en el tema económico y de seguridad”, indicó.

“López Obrador ha gobernado como un caudillo anticuado… sus políticas han reducido el crecimiento y causado la fuga de capital doméstico y extranjero”, aseveró WSJ.

Con información de Grupo REFORMA

A %d blogueros les gusta esto: