6 agosto, 2020

Identifican a otro normalista

La Universidad de Innsbruck analizó restos óseos de una pierna del estudiante de Ayotzinapa que fueron localizados en noviembre de 2019 a 800 metros del basurero de Cocula

Andrés Becerril // excelsior.com.mx

Luego de que el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck analizó seis piezas óseas encontradas en 2019, en la Barranca de la Carnicería, se determinó que corresponden a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Otro normalista de Ayotzinapa, de los 43 que desaparecieron hace casi seis años en Iguala, fue identificado mediante el análisis de restos óseos.

Se trata de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, de 19 años. Su muerte, junto con la de Alexander Mora Venancio y la de Jhosivani Guerrero de la Cruz, son las únicas tres de este caso que han sido confirmadas.

Omar Gómez Trejo, fiscal del caso Ayotzinapa, informó ayer que el Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, en Austria, analizó seis piezas óseas halladas en noviembre de 2019 en la Barranca de la Carnicería, un ejido de Cocula. El estudio determinó que uno de esos restos pertenece a Christian.

Desde el 14 de diciembre de 2014, dicha barranca se perfiló como uno de los sitios de destino de los normalistas, pues policías comunitarios de Guerrero descubrieron restos de una hoguera donde se quemaron cuerpos. La información fue entregada a la extinta PGR, pero no se investigó entonces.

“(Christian) no fue tirado ni encontrado en el basurero de Cocula ni en el río San Juan, tal y conforme a la versión que, pública y judicialmente, sostuvo la anterior administración”, destacó el funcionario federal.

Excélsior dio a conocer ayer que las investigaciones de la FGR sobre este caso apuntan a que ninguno de los 43 normalistas de Ayotzinapa fue llevado, ejecutado o calcinado en el basurero de Cocula.

En tanto, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, adelantó que en cuanto se reabran las operaciones aéreas en el mundo se enviarán nuevos restos a Innsbruck, para que se les realicen análisis genéticos.

Christian Alfonso Rodríguez Telumbre

  • Alumno de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en Ayotzinapa, Guerrero.
    Tenía 19 años al momento de su desaparición.
  • El joven era conocido entre sus compañeros de escuela como un exponente de bailes folclóricos, actividad que practicaba en un salón de la Casa de Cultura de Tixtla.
  • Restos de una de sus piernas, localizados en noviembre de 2019 en el ejido Barranca de la Carnicería, fueron analizados genéticamente en la Universidad de Innsbruck.

Identifican a un normalista más de Ayotzinapa

El fragmento óseo de una de sus piernas fue localizado en noviembre de 2019 a 800 metros del basurero de Cocula y la Universidad de Innsbruck lo analizó; desde 2014, la PGR fue informada sobre una hoguera y restos humanos en la Barranca de la Carnicería.

El Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck analizó seis piezas óseas encontradas —en noviembre de 2019— en la Barranca de la Carnicería, un ejido de Cocula; el análisis genético determinó que uno de esos restos pertenece a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los 43 normalistas desaparecidos hace casi seis años en Iguala, Guerrero.

Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especializada en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa (UEILCA) de la Fiscalía General de la República (FGR), hizo público ayer el hallazgo.

Con la identificación de Rodríguez Telumbre ya son tres de los 43 normalistas que científicamente han muerto y fueron reconocidos por la misma institución de Viena, Austria. Los otros dos son Alexander Mora Venancio y Jhosivani Guerrero de la Cruz, aunque Gómez Trejo no los mencionó.

Desde el 14 de diciembre de 2014, la Barranca de la Carnicería se perfiló como uno de los sitios de destino de los normalistas. Ese día, 68 días después de la desaparición de los estudiantes, policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) descubrieron restos de una hoguera donde quemaron cuerpos humanos.

Según la UPOEG, la información fue entregada a la desaparecida PGR.

Excélsior publicó esa información y entonces se mencionó que la Barranca de la Carnicería estaba a unos 10 kilómetros del basurero de Cocula. Treinta y un días después de ese hallazgo, no investigado entonces, la PGR hizo pública su verdad histórica.

Gómez Trejo subrayó ayer que el resto con el que se pudo identificar a Rodríguez Telumbre —que tenía 19 años cuando desapareció— “no fue tirado ni encontrado en el basurero de Cocula ni en el río San Juan, tal y conforme a la versión que, pública y judicialmente, sostuvo la anterior administración”.

En la edición de ayer, Excélsior publicó información sobre las investigaciones de la FGR de este caso y que apuntan hacia que ninguno de los estudiantes desaparecidos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala fueron llevados ni ejecutados ni calcinados en el emblemático basurero de Cocula, como se afirmó la llamada verdad histórica de la extinta PGR, desde el 27 de enero de 2015 y que habían sido incinerados en distintos sitios.

Con este nuevo hallazgo —dijo Gómez Trejo en su mensaje, ayer—, como lo señaló el fiscal general de la República, el doctor Alejandro Gertz Manero, la verdad histórica se acabó. Y enfatizo que “el caso sigue abierto. Con estas acciones hacemos patente que el compromiso de garantía de justicia y verdad en el caso será cumplido”.

El titular de la UEILCA se presentó públicamente, aunque de forma virtual, para dar a conocer el avance de las nuevas investigaciones en torno al caso de los 43 normalistas desaparecidos hace casi seis años a manos de distintos cuerpos de seguridad, en contubernio con el grupo delictivo llamado Guerreros Unidos.

En la alocución del funcionario federal, sobresale un elemento que ha sido de capital importancia en las nuevas investigaciones de la FGR, que es la colaboración de personas, quienes han obtenido algún dividendo económico y también quienes han tenido algún beneficio legal.

Gómez Trejo mencionó que la unidad a su cargo ha desplegado una intensa actividad para apelar a la cooperación de la sociedad en el esclarecimiento del caso, “instando a quien sea que tenga información a proporcionarla, garantizando la seguridad de los informantes e incluso proponiendo incentivos dentro del marco de la ley”.

Subrayó que gracias a ello, la UEILCA empezó a recibir información sobre diversos lugares del paradero de los estudiantes. “Hemos escuchado a cada una de las fuentes que son verídicas y acudido a cada uno de los lugares, siempre acompañados por la Comisión Presidencial del caso Ayotzinapa, encabezada por el subsecretario Alejandro Encinas y de los representantes legales de los familiares, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, siendo alrededor de más de 20 acciones de investigación de búsqueda desde que se creó esta Unidad”.

Después de esta introducción, Gómez Trejo hizo una breve crónica de las fechas y el lugar donde encontraron los restos que permitieron saber que uno de ellos era del estudiante Rodríguez Telumbre, conocido entre sus compañeros como un exponente del baile folclórico que practicaba en un salón de la casa de Cultura de Tlixtla.

Entre el 21 y el 29 de noviembre de 2019, dijo Gómez Trejo, se realizó una búsqueda en un punto conocido como Barranca de la Carnicería, en el municipio de Cocula, Guerrero. Subrayó: “Este lugar no es el basurero de Cocula, ya que la Barranca se encuentra a más de 800 metros de distancia de donde se crea la narrativa de la verdad histórica. Cabe destacar que en el pasado, dentro del mismo expediente, se recibió información sobre la zona antes referida sin que se agotara, por lo que deberá establecer una serie de deslindes a las responsabilidades a que haya lugar”.

El relato de Gómez Trejo, ayer, señala que a esa diligencia acudieron peritos de la FGR y que se recuperaron 15 indicios, que fueron embalados en el lugar para su procesamiento en presencia de los representantes de las familias y de la misma Comisión Presidencial.

Sobre este punto, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó, a través de un comunicado, que colaboró en el análisis de más de 100 restos óseos hallados en la zona y en la selección de las muestras para su procesamiento genético.

“El día 26 de febrero de 2019, la evidencia recuperada fue analizada en la Ciudad de México, dentro de las instalaciones de los servicios periciales de la Fiscalía General de la República, en presencia de los representantes de las familias, el personal de servicios periciales y especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense que ha brindado un invaluable trabajo de apoyo a esta investigación.

“En esta diligencia se realizaron las pericias con la finalidad de saber si los indicios rescatados eran propensos para realizar los análisis genéticos correspondientes. Producto de este escrutinio, se eligieron seis piezas que los equipos periciales estimaron unánimemente que podrían ser susceptibles de ser procesados para la extracción de ADN”.

Los restos seleccionados, informó el titular de la UEILCA, fueron llevados por él en valija diplomática al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck.

Esa diligencia, que se realizó entre el 28 de febrero y el 2 de marzo de 2020, tuvo la participación del Equipo Argentino de Antropología Forense, tanto en el traslado como en la entrega de los indicios a la Universidad de Innsbruck, que informó al funcionario mexicano y a los forenses argentinos que el resultado podría tardar entre 3 y 5 meses. Tardaron 4.

De acuerdo con el relato de Gómez Trejo, el 19 de junio de 2020, la Universidad de Innsbruck le comunicó a él y a los forenses argentinos que el análisis genético de 6 las piezas óseas llevadas a Viena, “una de ellas corresponde al estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014

La segunda opinión de este análisis genético la realizaron los integrantes del EAAF, que terminó su revisión el 4 de julio pasado, es decir, hace 3 días. “Concluyendo de forma coincidente que una de las piezas óseas enviadas al Laboratorio de Innsbruck pertenece al estudiante normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, de forma indubitable, correspondiente a una extremidad inferior”.

El recuento de los hechos del funcionario federal siguen con su viaje a Tixtla, con el objetivo de informarle a la familia del normalista sobre la identificación de los restos y explicarles cómo sucedió el hallazgo y solventar todas y cada una de sus preguntas y dudas posibles.

Antes de la presentación pública, Omar Gómez, según dijo, estuvo en la reunión de la Comisión Presidencial informar sobre este hecho. “Quiero recalcar que hemos sido sumamente cuidadosos en la forma de informar y atemperar al máximo los efectos de la revictimización al momento de dar este tipo de noticias”.

Sostuvo que para la UEILCA, éste es sin duda un avance de primera

“Es importante destacar que las líneas de investigación que podrían esclarecer cómo el fragmento óseo hoy identificado fue llevado hasta el lugar del hallazgo aún tienen que consolidarse. Para ello, la UEILCA cuenta también con el valioso apoyo de las y los expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes. La Unidad a mi cargo trabaja para contar con pruebas objetivas que soporten estas líneas y así, a diferencia de lo que ocurrió en el pasado, no precipitará resultados ni difundirá conclusiones que no cuenten con dicho sustento.

Informó que se hará otro envío de restos a Innsbruck. Y que “ésta es una nueva etapa en la investigación, este hallazgo, fue de las nuevas acciones de búsqueda que realizamos en el último año, esta es una nueva identificación que rompe con la narrativa de una mentira que cerró más posibilidades de buscar y encontrar

Los datos

  • El 14 de diciembre de 2014, policías comunitarios de la UPOEG descubrieron fragmentos de una hoguera en la que quemaron restos humanos, en la Barranca de la Carnicería, pero la entonces PGR los desoyó.
  • Publicaciones señalaban que la Barranca de la Carnicería estaba a unos 10 km del basurero de Cocula
  • Omar Gómez, titular de la UEILCA de la FGR, aclaró que la dicha barranca, donde fueron hallados restos humanos, estaba a más 800 metros del basurero de Cocula.

Enviarán más retos a Innsbruck

El subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas, anunció que en cuanto reabran las operaciones aéreas en el mundo enviarán nuevos restos a la universidad de Innsbruck, en Austria, para su análisis genético.

Lo anterior, luego de asegurar que los restos del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre marca el inicio de la nueva ruta en la investigación para esclarecer los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 y sepulta definitivamente la llamada verdad histórica.

En este sentido, reiteró el compromiso de llegar a la verdad de los hechos y castigar a los responsables.

“A nombre del gobierno de México nos sumamos al dolor y pérdida de doña Luz María Telumbre y don Clemente Rodríguez, madre y padre de Christian, y a sus hermanas Carmen, Fabiola y Maribel, lamentando el homicidio del normalista y refrendamos nuestro compromiso de castigar a los responsables”.

Por su parte, para el vocero de los padres de los 43, Felipe de la Cruz, “es doloroso el que se hayan encontrado los restos de Rodríguez, aunque lo tenemos que aceptar, pues ahora las cosas se están haciendo de la manera correcta y con esto la verdad histórica se derrumba”.

A %d blogueros les gusta esto: