23 septiembre, 2020

Dejan en vilo 8 mil cajeros del Bienestar

Diana Álvarez Maury es quien dirige actualmente el Banco del Bienestar. Foto: Tomada de YouTube

Charlene Domínguez // reforma.com

La instalación de 8 mil cajeros automáticos del Banco del Bienestar quedó en vilo, pese a que el proyecto ya había sido adjudicado directamente a una empresa.

La institución, que desde el pasado 22 de junio dirige Diana Álvarez Maury, otorgó el 5 de diciembre de 2019, todavía bajo la dirección de Rabindranath Salazar, un contrato para la instalación de los cajeros por un monto de 10 mil 800 millones de pesos.

El contrato, válido para un periodo de 4 años, se otorgó a VivColmex, una empresa sin experiencia previa en el sector y la cual había sido constituida el 17 de noviembre de 2017, según la revisión que hizo REFORMA a su registro público de propiedad.

La empresa tiene un amplio objeto social que abarca importación, exportación, distribución y comercialización de toda clase de productos textiles, así como la prestación de servicios de la salud.

De acuerdo con el contrato DJN-SCOF-1C.10-06-11-2019-014, VivColmex instalaría en un periodo de 4 años y en varias fases un total 8 mil cajeros en los centros de servicios de los apoyos sociales.

También proporcionaría el servicio de la compra de efectivo para los cajeros automáticos, traslado y resguardo de valores, aseguramiento de efectivo, así como seguimiento de los servicios integrales de cada cajero automático, como recuperación de fallas, cambios de chapa, aperturas, actualizaciones y mantenimiento.

Sin embargo, el 1 de julio de este año, en una carta dirigida a los apoderados legales de la empresa, Banco del Bienestar les informó que había decidido la terminación anticipada del contrato bajo el argumento de que continuarlo podría causar daños y afectaciones a la institución.

“Se le comunica la terminación anticipada de El Contrato, con los debidos 15 días hábiles de anticipación determinados, siendo la fecha efectiva a partir del 22 de julio de 2020”, se lee en el documento firmado por Mónica Salguero, directora de recursos materiales de la institución bancaria.

Según los términos del contrato, el Banco puede pactar con la prestadora del servicio la terminación anticipada del contrato cuando pueda ocasionar un daño o afectación a las funciones del Banco, con una firma del convenio y finiquito correspondiente, además del respectivo reembolso por los gastos no recuperables en que haya incurrido.
“De continuar con las obligaciones pactadas se puede ocasionar un daño o afectación al Banco”, señala la carta.

Bienestar confirmó a REFORMA que dicho contrato ya no está vigente y que tampoco mantiene ya ningún convenio ni acuerdo con la empresa VivColmex, según una consulta realizada a la institución.

“No se ha gastado ni un solo peso en esos cajeros, corresponde al Grupo de Trabajo Intersecretarial ver qué va a pasar con ese contrato”, aclaró la institución en una consulta.

Lo último que se dijo sobre el tema, previo al anuncio de la designación de Álvarez Maury como nueva directora del Banco de Bienestar y a darse la notificación anticipada del contrato, fue que hubo un cambio en el objeto para colocar los cajeros.

En una declaración del 20 junio, Rabindranath Salazar señaló que el proyecto se está replanteando y tendría que hacerse una nueva licitación.

En la carta enviada a VivColmex, el Banco del Bienestar señala que de haber servicios otorgados pendientes de pago al momento de la terminación, deberá acreditar su realización a efecto de que le sean cubiertos.

Diana Álvarez no se ha pronunciado al respecto.

A %d blogueros les gusta esto: