9 agosto, 2020

Las universidades públicas mantendrán examen de ingreso

*Podría incluir ayudas en sicología, trabajo social y orientación educativaLeticia Robles de la Rosa // excelsior.com.mx

Las universidades públicas como UNAM, UAM y estatales mantendrán el respeto absoluto a su autonomía, por lo que conservarán sus procesos de admisión de estudiantes y personal académico, a pesar de que serán parte fundamental del Sistema Nacional que buscará el acceso universal a la educación superior, establece el proyecto de Ley General de Educación Superior.

El documento fue presentado por el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, a los senadores en una reunión virtual privada; prevé que en 2022 se creará un Fondo Federal Especial para garantizar la obligatoriedad y la gratuidad de la educación superior, que de ninguna manera sustituirá el subsidio a las universidades públicas, ya que se usará para evitar que sus ingresos se deterioren por la aplicación de la gratuidad de la enseñanza superior.

De esta forma, el documento muestra que la SEP dio marcha atrás al proyecto original de obligar a todas las universidades públicas a no aplicar procesos de admisión, y disipó los temores en torno de su autonomía.

PODRÁN PRESENTAR INICIATIVAS DE LEY

Incluso, la refuerza con el derecho a presentar iniciativas de ley ante el Congreso de la Unión sobre cambios a sus leyes orgánicas, para que nunca más un político en la Cámara de Diputados o en el Senado pretenda imponer su criterio a una comunidad universitaria, que será la única que podrá discutir colegiadamente los cambios en su estructura jurídica.

Así, pide al Congreso de la Unión “promover las reformas a los ordenamientos jurídicos correspondientes para que las universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley tengan el derecho de iniciar leyes o decretos para reformar, adicionar o derogar sus leyes orgánicas”.

Añade que “los procesos legislativos relacionados con sus leyes orgánicas, en todo momento respetarán de manera irrestricta las garantías a las que se refiere el párrafo anterior. No podrán menoscabar la facultad y responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizar sus fines de educar, investigar y difundir la cultura respetando la libertad de cátedra e investigación y de libre examen y discusión de las ideas; determinar sus planes y programas; fijar los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico, así como administrar su patrimonio”, dice el cuerpo de la ley.

“(…) En caso de que pudiera presentarse algún proceso legislativo relacionado con las leyes orgánicas de universidades e instituciones de educación superior autónomas por ley, se promoverá que las propuestas provengan de la comunidad universitaria, conforme a su normatividad, y sea aprobada por sus órganos de gobierno competentes”, agrega el régimen transitorio.

FONDO COMPENSARÁ LAS CUOTAS

En cuanto al Fondo Federal Especial, en el documento entregado a los senadores se precisa que será “para apoyar el incremento de la cobertura de educación superior, mejorar la distribución territorial de la oferta educativa y garantizar el financiamiento plurianual de la infraestructura, equipamiento e instalaciones de las instituciones públicas de educación superior.

    El componente de gratuidad, el cual asignará recursos para compensar los cobros de las instituciones públicas de educación superior a estudiantes por concepto de inscripción, reinscripción, cuotas ordinarias, en los programas educativos de técnico superior universitario, licenciatura y posgrado”, dice el proyecto de ley.

Aclara que los montos del fondo “no podrán ser considerados, en ningún caso, como sustitutos, parcial o totalmente, de los montos correspondientes a los recursos orgánicos” y si impactan en sus gastos de operación “serán regularizados en su presupuesto ordinario, a fin de dar continuidad a los programas de crecimiento y expansión de la educación superior”.

GARANTIZAN ESPACIOS LIBRES DE VIOLENCIA

Por ley, la educación superior en México, tanto pública como privada, será un espacio libre de violencia de género y de discriminación hacia las mujeres, establece la propuesta de Ley General de Educación Superior.

Ayer, en una reunión virtual privada, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, presentó a las y los senadores las modificaciones a la propuesta de Ley General de Educación Superior, que en el perfil de la educación superior mexicana, deja en claro que se fomentará la no violencia contra las mujeres.

    El Estado reconoce la importancia de que las instituciones de educación superior se constituyan como espacios libres de violencia de género y de discriminación hacia las mujeres, para garantizar el acceso pleno al derecho a la educación superior”, dice la propuesta.

Añade que “las instituciones de educación superior, conforme a sus disposiciones aplicables, adoptarán las medidas necesarias para proteger el bienestar físico, mental y social de sus estudiantes, así como del personal que labore en ellas, las cuales se basarán en diagnósticos y estudios de sus actividades académicas, escolares y administrativas para lograr una detección y atención oportuna de los factores de riesgo que atenten contra el bienestar de la comunidad educativa en general, proporcionando, en su caso, servicios de orientación y apoyo de trabajo social, médico y psicológico”.

CONTENIDOS CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

En el ámbito académico, dice, la educación superior incorporará “contenidos educativos con perspectiva de género que fomenten la igualdad sustantiva y contribuyan

NUEVOS LINEAMIENTOS EN EDUCACIÓN SUPERIOR

El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, presentó a senadores el proyecto de Ley General de Educación Superior.

  • Se creará un Fondo Federal Especial para garantizar la obligatoriedad y la gratuidad de la educación superior.
  • Dicho fondo no sustituye el subsidio a las universidades públicas; se usará para evitar que sus ingresos se deterioren.
  • Queda garantizada la autonomía universitaria.
  • Se mantiene el examen de admisión como requisito para ingresar a las instituciones.

De esta forma, la SEP dio marcha atrás al proyecto original de obligar a todas las universidades públicas a no aplicar procesos de ingreso y selección.

También, el proyecto establece que la  Secretaría de Educación Pública promoverá la celebración de convenios con las instituciones de educación superior para que los alumnos que estén próximos a titularse tengan la opción de acreditar el servicio social mediante la impartición de tutorías en diversas áreas a los estudiantes de educación básica de todo el país.

Artículo recuperado de excelsior.com.mx

A %d blogueros les gusta esto: