22 octubre, 2020

5 consejos para volver al ruedo del running tras la pandemia

¿Cómo volver a correr? Y ¿Cómo volver a salir? Son las dos preguntas más frecuentes que surgen en esta etapa del desconfinamiento. Y aquí te ayudamos con ambas.

Ahora que algunos países del mundo han entrado en la etapa de desconfinamiento, muchos runners se están preparando para volver al ruedo de las calles, pues para los corredores, esta vuelta a la normalidad de a poco representa un pequeño respiro de normalidad, sin embargo, es importante tomar las precauciones necesarias antes de volver al running como Dios manda, por ello, traemos 5 consejos para ayudarlos en su regreso.

El confinamiento por la pandemia del Covid-19 cambió las rutinas de todos, y aunque esto represente una luz entre tanta oscuridad, es importante ser cuidadosos y tomar las medidas sanitarias que sean necesarias, pues lo ideal es avanzar y no retroceder en lo que se ha logrado.

Poco a poco

Lo primero es tomarse las cosas con calma, aunque la euforia y la libertad de volver a las calles los invada, es necesario empezar de a poco, en especial si durante la etapa del confinamiento estuviste inactivo, o bajaste considerablemente tu actividad deportiva, no querrás terminar lesionado en tu primera vuelta a la calle.

Lo ideal, y lo que los especialistas del Fitness recomiendan es que durante las primeras semanas comiencen con trotes suaves, y vayas aumentando progresivamente, hasta volver al ritmo de running que tenías antes de iniciar la pandemia, alrededor de la cuarta semana vuelve a las sesiones de velocidad para evitar lesiones.

No dejes la fuerza

Si estuviste haciendo ejercicios funcionales, no los pares, puedes incorporar el running en tus rutinas sin problemas. Puedes comenzar haciendo tu entrenamiento y utilizar de 20 a 30 minutos para un trote. De esta manera le das a tu cuerpo la oportunidad de adaptarse de manera paulatina a la carrera.

Escucha tu cuerpo

Aunque no lo creas, tu cuerpo también sabe hablarte, pero, si sabes controlarte, no será necesario, solo no te excedas con el entrenamiento. Controla tu ritmo cardíaco al correr, intenta mantener una respiración controlada, si comienzas a sentir que te falta el aire, acorta tus carreras y alarga los espacios con trotes o caminatas, es decir, trota 5 min, camina 3min hasta que consigas hacerlo sin parar.

No olvides el calentamiento ni el estiramiento.

Calentar y estirar, es un mantra que no debes olvidar antes de iniciar cualquier entrenamiento si no quieres sufrir un accidente. Es super importante que reserves de 10 a 15 minutos de cada uno.

Sigue un plan

Plantéate un objetivo partiendo de tus necesidades. Si lo que quieres es volver a tener tu condición física al correr porque paraste durante el confinamiento, dedica al menos 4 semanas para ello; si quieres seguir con tu entrenamiento funcional, solo combinalo, planea tus días, y prográmate para hacer unos días más cardio y otra más fuerza, si ya entrenabas en caminadora ahora solo acostúmbrate a correr de vuelta en la calle y en solitario, pero sigue un plan que te lleve a un objetivo porque mentalmente también lo necesitas.

Ahora, una vez que tengas claro como volver al ruedo, es hora de prepararte para cómo salir. Si harás uso de alguna herramienta de ejercicio que se encuentre en la calle, no olvides llevar toallas desinfectantes, higieniza todo lo que vayas a usar antes de tocarlo, mantén la distancia prudencial dictada por las autoridades sanitarias, sal a correr en solitario en la medida de lo posible. Estudia los horarios en los que haya menos concurrencia de gente en la zona en que corres, y así evitas las aglomeraciones. Si es necesario hacer uso de una mascarilla hazlo.

Artículo recuperado de marathonranking.com

A %d blogueros les gusta esto: