18 septiembre, 2020

Por: José Luis Castillo Báez* // @JLCastillopue

FOTO: REDES/CUARTOSCURO.COM

El 26 de junio del 2020, como si algo le faltara a nuestro ya muy golpeado país, amanecimos con la noticia de que el secretario de seguridad ciudadana de la CDMX, OMAR GARCÍA HARFUCH, sin duda uno de los hombres más fuertes en el gabinete de CLAUDIA SHEIMBAUM fue emboscado en Lomas de Chapultepec por un comando no fuertemente armado, lo que le sigue, llegando incluso al extremo de usar fusiles Barret M50, de esos que usan para derribar helicópteros, en plena CDMX, En una de las zonas más emblemáticas y con mayor poder adquisitivo del país, afortunadamente el secretario resulto herido pero no de gravedad, no así dos de sus escoltas así como una señora que simplemente estuvo en el momento preciso en el lugar equivocado, tres vidas se perdieron en este atentado que sin duda dará mucho de qué hablar, pero empecemos por entender quién era OMAR GARCÍA HARFUCH.

Omar García Harfuch era coordinador estatal de Seguridad Regional de la Policía Federal en Guerrero cuando desaparecieron a los 43 normalistas de Ayotzinapa. Su nombre estaba en la libreta de contactos del capo Sidronio Casarrubias, según se desprendió de las averiguaciones.

En relación con el caso Ayotzinapa, García Harfuch ha sido mencionado –por nombre o cargo– por personajes como el defenestrado gobernador Ángel Aguirre Rivero y el ex fiscal de Guerrero Iñaki Blanco como uno de los representantes federales que formaban parte del Grupo de Coordinación Guerrero y que supieron de la operación de los cárteles y de su presunta colusión con autoridades municipales.

García Harfuch, también fue director de la Agencia de Investigación Criminal en el régimen de Enrique Peña Nieto, teniendo acceso a la toda la información privilegiada con respecto al crimen organizado de todo el país.

Como vera usted, querido lector, el señor sabía perfectamente de los riesgos de los cargos que ha detentado al amparo de 3 regímenes distintos, en los que, a pesar de su impresionante curriculum no ha dado resultados ni reales ni positivos en ninguno de ellos, y no es que se dude de su capacidad, que seguramente la tiene dado lo impresionante de su curriculum, no por supuesto que no, pero creer que se puede atentar de esa manera, en el lugar que lo hicieron y al tamaño del personaje al que se lo hicieron es simplemente increíble más bien, en el concepto de quien esto escribe esto no es más que un mensaje, ¿Para quién? Es lo que no está nada claro, sin embargo, este atentado, lejos de fortalecer al gobierno de la 4T hace todo lo contrario, lo exhibe en toda su debilidad, lo deja muy pero muy mal parado, esto nos indica que, el día que quiera, el crimen organizado puede matar a quien quiera, no importando el nivel del funcionario, y que si eso le pasa a uno de los hombres más custodiados del país, ¿Qué nos espera a los simples mortales?

Ahora bien, las investigaciones se dieron en ¡¡tiempo record!! En medio día ya tenían 14 de tenidos y para el final del día 19, ojala todos los mexicanos pudiéramos acceder a ese nivel de procuración de justicia, las mujeres asesinadas y desaparecidas… o tal vez los 43 de Ayotzinapa, quienes fueron bandera de campaña de esta administración… yo nomas digo.

 

 

*José Luis Castillo Báez es líder de la Corriente Crítica (CC) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla.

A %d blogueros les gusta esto: