13 agosto, 2020

Mal y de muy… pero muy malas

Por: José Luis Castillo Báez* || @JLCastilloPue

Esta última semana ha sido pésima para todos nosotros, en todos los aspectos imaginables, el COVID-19 sigue azotándonos incansablemente sin que podamos siquiera meter la manos, aunque también llevamos mucha culpa, la cantidad de gente en los últimos días en las calles de la Angelópolis se ha multiplicado exponencialmente, también es comprensible que lo hagan, mucha gente se encerró lo más que pudo, y pues las carencias se agudizan y el miedo se extingue cuando hay hambre, y todos aquellos que tenemos que trabajar pues nos aguantamos y nos salimos al trabajo, con precauciones y mucha más fe de la habitual, casi casi rogándole al señor (el que ustedes gusten) que regresemos sin contagio a casa.

Y es que la necesidad apremia, el IMSS reconoce que se están perdiendo empleos a un ritmo de 20 mil empleos formales por día, mi pregunta es, esos 20 mil padres y madres de familia, ¿cómo van a mantener a sus hijos? Ese tipo de cuestionamientos son los que muy pocos se están haciendo, sin dejar de lado que es obvio que hay que protegernos de la pandemia, también es indispensable que, el gobierno federal y los estados, actúen con inteligencia y ayuden a mitigar la terrible crisis en la que nos estamos hundiendo, somos el país miembro de la OCDE que NO TIENE UN PLAN de activamiento económico, países con similares circunstancias como CHILE o BRASIL han anunciado el cómo pretenden hacerlo, y ¿por aquí cómo andamos? Pues con los ya clásicos sermones mañaneros con los que intentan distraernos de las terribles cifras que tenemos encima y que no auguran nada bueno, por el contrario, nos retratan un escenario demoledor, como, por ejemplo:

En tres meses PEMEX ha perdido más que su presupuesto para todo el 2020, ¿qué significa esto? Pues que el gobierno federal tendrá que seguir inyectándole recursos por que con los precios actuales de la mezcla mexicana de exportación, aunado a que Arabia Saudita está bastante empeñado en arrebatarle la clientela a PEMEX logrando llevarse el 28% de las ventas globales (quitándole el mercado asiático) y ofreciendo mejores precios al mercado norteamericano (lo que terminaría hundiendo a la petrolera) se antoja casi imposible una recuperación en el corto plazo a unas finanzas que además de todo, se empeñaron en hacerlas depender del petróleo.

Peor aún, llevamos un desplome en el PIB desde el año pasado, aun sin pandemia la economía ya venía dando tumbos al vacío, en la peor caída en 11 años del PIB las erradas políticas económicas y las ocurrencias del sermón matutino de palacio nacional, cobraron su factura, y el criticadísimo 2.5% de crecimiento anual de Lord Peña bebé, paso a ser lo mejor que podría pasarnos en el futuro cercano, lamentablemente no ocurrirá, seguramente terminaremos este año en -8% si bien nos va.

Y pues en medio de toda esta turbulencia económica, el señor presidente envía una iniciativa al Congreso para que, en caso de emergencia económica, sea el Ejecutivo quien, sin mayor consideración, reasigne el presupuesto a su conveniencia, esto después de haber hecho un bodrio (que ese es el nombre correcto) de decreto presidencial donde ha dejado más que claro cuáles son sus prioridades, dos bocas, tren maya y transoceánico, dejando de lado las necesidades reales de los mexicanos, en pocas palabras este si nos llevó al despeñadero.

Por estos días también le dio por mostrar su infinita ignorancia y reclamar a la iniciativa privada que se preocupara por las PYMES y consiguiera apoyo del BID, según el porque iban a endeudar al país y porque no le gustan sus “modos” inmediatamente el Banco de México y la Iniciativa privada le enmendaron la plana porque incluso las secretarias de Hacienda y Economía habían ya aplaudido el apoyo… la verdad es que estuvo de pena ajena, afortunadamente aun sin él, el apoyo llegara porque se necesita y mucho.

El gobierno estatal anda por las mismas, pero por hoy ya nos extendimos demasiado, lo dejaremos para mejor ocasión.

 

*José Luis Castillo Báez es dirigente de la Corriente Crítica (CC) del Partido Revolucionario Institucional en Puebla

A %d blogueros les gusta esto: