6 agosto, 2020

Van por frenón al “superpoder”

La sesión de la Permanente se llevará a cabo el viernes al mediodía en las instalaciones de la Cámara alta. Foto: Archivo

Claudia Salazar y Martha Martínez || reforma.com

Legisladores de Oposición, que pertenecen a la Comisión Permanente, se comprometieron a impedir las sesiones extraordinarias donde se revisarán los cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

El planteamiento fue respaldado por sus dirigencias nacionales partidistas, las cuales reprocharon la iniciativa presidencial que pretende asumir facultades presupuestales que constitucionalmente corresponden a los diputados.

“Legisladores y legisladoras de Oposición, que formamos parte de la Comisión Permanente no apoyaremos la celebración de sesiones extraordinarias que tengan como objetivo preconcebido la aprobación de esta iniciativa de modificaciones a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

“Aprobarla representaría un claro retroceso en nuestro orden jurídico, no sería un acto de responsabilidad ante las generaciones presente y venideras, y significaría regresar a un autoritarismo que desdeña el Estado democrático de derecho”, establece el pronunciamiento.

Apoyados por los coordinadores parlamentarios del PAN, del PRI, del PRD y de MC, tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, los legisladores acusaron que se trata de una ley anticonstitucional, innecesaria y que limita el papel del Poder Legislativo en la revisión del Presupuesto.

Para aprobar un periodo extraordinario, donde se analizaría el tema, se requieren 25 votos de los 37 integrantes de la Comisión Permanente, que se instala hoy. Morena y aliados cuentan con 24.

La bancada de Morena hizo cambios a la iniciativa presidencial para declarar emergencia económica y modificar el Presupuesto, y aunque le da mayor participación a la Cámara baja, la Secretaría de Hacienda mantiene la discrecionalidad sobre las readecuaciones al Presupuesto de Egresos.

“La emisión de la declaratoria sucederá si, de acuerdo con los datos trimestrales emitidos por el Inegi, se registra una tasa real de crecimiento negativa del PIB de al menos uno por ciento respecto del observado en el mismo trimestre del año precedente”, dice la propuesta.

En la modificación se plantea que Hacienda deberá presentar a la Cámara de Diputados una revisión integral del marco macroeconómico, y que las dependencias del Gobierno federal deberán reducir sus recursos para reasignarlos a la SHCP.

El senador Germán Martínez, de Morena, también condicionó su voto a la reasignación de 10 mil millones de pesos al programa IMSS-Bienestar, que atiende a más de 12 millones de personas en situación de vulnerabilidad.

“No será mi voto un cheque en blanco en contra de la división de poderes”, sostuvo el legislador.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: