13 agosto, 2020

Por: José Luis Castillo Báez* || @JLCastillopue

En estos días de encierro, en los que el coronavirus ha obligado a 2 terceras partes del mundo a permanecer en casa, nos ha permitido a la mayoría de los ciudadanos a ser más escrupulosos en la atención que le ponemos a los temas que son y que deberían ser importantes en todo momento, particularmente en como el gobierno en turno desarrolla políticas públicas, declaratorias de emergencia y como estas nos van a afectar en el corto, mediano y largo plazo, sin lugar a dudas esta pandemia cambiara la manera en la que nos relacionamos, nos desarrollamos y sobre todo, la manera en la que exigimos acciones por parte de nuestras autoridades, creo firmemente que a partir de que termine esta pandemia, deberemos, sin duda alguna, empezar a prepararnos para la siguiente, y sobre todo a reconstruir lo que quede de nuestro raquítico sistema de salud, en pocas palabras a no permitir que esto que está pasando vuelva a suceder jamás.

También soy un férreo creyente que definitivamente ESTOS NO SON MOMENTOS DE HACER POLÍTICA, es momento de unidad y de jalar parejo, lamentablemente, los discursos de odio y división del presidente de la república y de todos aquellos que, arrastrados por una ola que jamás entendieron, ya rindieron frutos, es prácticamente imposible que podamos estar de acuerdo en cualquier tema, así sean los más sensibles y mostrar unidad en torno al gobierno, el que sea, de cualquier estado de la república o del municipio más pequeño del país.

Sin embargo, desde la tribuna más alta de la nación, los diputados de la mal llamada 4ta transformación, intentan desesperadamente hacer políticas en tiempos en los que ni el tan criticado PRI se atreve a hacerlo, intentan dar albazos ,con temas como estatizar las AFORES, o la recién aprobada ley de amnistía, en tiempos en los que la UNICA PREOCUPACION de los señores diputados debería ser el bienestar de todos los mexicanos, pero bueno cuando en medio de una pandemia y de necesidades infinitas del sistema de salud el presidente paga 500 millones de pesos por un estadio de Base Ball, pues que nos podemos esperar??

Lo mismo ocurre en Puebla, el Gobernador del estado se encuentra muy ocupado en pelear con la Presidenta Municipal de la capital Claudia Rivera Vivanco, con el rector de la BUAP,  Alfonso Esparza,  y con todo aquel que se le atraviese en algún momento en el que tenga un subidón de glucosa, o sea diario.

En este contexto nos encontramos en un momento, en el que la oposición, al menos en el estado de puebla, no existe, y no existe simplemente porque los partidos políticos de “oposición” están enfocando sus baterías de diferentes maneras, como ya lo dije, son momentos de unidad, y si el gobierno del estado actúa de manera autoritaria, soberbia y frívola, pues esa es la función de los partidos de oposición, ser un contrapeso de las malas decisiones que nos afectan como ciudadanos, hace una semana, el que esto escribe fue tachado de oportunista por haber solicitado la renuncia de AMERICO ZUÑIGA MARTINEZ como delegado presidente del CDE del PRI, ¿por qué lo hice? Pues porque no está reaccionando como lo que es, el presidente estatal (delegado en funciones de presidente) de la tercera fuerza política del estado, es más ni siquiera está presente, y aquí es donde me permito presentar estos datos:

Si en este momento fueran las elecciones en el estado de puebla, los estudios demoscópicos nos señalan que Acción Nacional ganaría con el 47% de los votos, MORENA el 18% y el PRI 11% tomando en consideración lo anterior, debería entenderse como MUY GRAVE la crisis por la que atraviesa el revolucionario institucional, Acción Nacional sin propuestas pero con mucha critica se lleva la delantera y el PRI sin propuestas y sin critica se estanca cada vez más, esta situación me ha llevado e exigir, en más de una ocasión que exista un contrapeso de la oposición pero que sea RESPONSABLE Y SOBRE TODO GARANTE de las necesidades reales de los poblanos, alguien que levante la voz por los que no podemos hacerlo, porque al día de hoy y lamentablemente, aquel partido que creo a las instituciones, aquel partido que nos guste o no, nos enseñó a todos a hacer política, al menos en el estado de puebla, corre como gallina sin cabeza, y me dicen las malas lenguas que desde un corral en el estado de Veracruz.

En esta ocasión no pido ninguna renuncia, ya es muy tarde para eso, simplemente exijo posturas firmes de todos aquellos que tienen la oportunidad y sobre todo la obligación de fijarlas y velar por los poblanos.

*José Luis Castillo Báez es líder de la Corriente Crítica del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla y su opinión es a título personal y no necesariamente obedece a la línea editorial de este medio.

A %d blogueros les gusta esto: