6 julio, 2020

Hace ‘villanos’ a vivienderos

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México

 

Monterrey, México (21 abril 2020).- Tras acusar en el pasado a empresarios, a medios críticos y hasta a comediantes de actuar en contra de los intereses del pueblo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ayer puso en la mira a otros presuntos «adversarios» de los trabajadores: los constructores de vivienda.

En su conferencia matutina aseguró que los desarrolladores de vivienda de interés social se quedan con la mitad del crédito como ganancia haciendo malas casas.

Y como solución propuso que el Gobierno entregue los créditos directamente a los trabajadores para que éstos autoconstruyan sus casas, eviten el intermediarismo e incluso generen empleos.

«Estoy planteando que se entreguen los créditos de manera directa a los trabajadores», expuso AMLO en la mañanera.

«O sea, que si el crédito es de 400 mil pesos, que no haya intermediación.
«Cuando existe (el intermediario), esos 400 mil en realidad se les vuelven 200 mil», agregó, «porque entran las empresas y tienen ganancias y otras ni siquiera, poca ganancia o ganancia razonable.

«Si no, cobran muchísimo para un departamento muchas veces mal hecho en barrancas, en sitios alejados donde no hay comunicación, huevitos», criticó.

Según el Presidente, con el esquema de autoconstrucción el beneficiario podrá tener una casa bien hecha y ahorrará en materiales de construcción, al tiempo que generará empleos al contratar a albañiles.

Héctor Aguirre Moncada, ex presidente de la Canadevi Nacional y de Nuevo León, aseguró que la autoconstrucción termina siendo más cara.

«No tienes proyecto, no tienes ingeniería, cantidades de obra, detalles de cómo llevarlo a cabo, compra de volumen», puntualizó el desarrollador.

El planteamiento, añadió, es más de orden político.

«Suena más a un tema de: ‘Te lo doy directo y me lo debes a mí'», expresó.
El sector de desarrollo de vivienda genera 2 millones de empleos y aporta un 6.5 por ciento al PIB nacional.

Eduardo Ramírez Leal, presidente nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), advirtió que si el Presidente pretende redirigir los recursos del Infonavit estaría fuera de norma, pues éste se rige por un Consejo tripartita conformado, además del Gobierno, por la parte patronal y de los trabajadores.

«Los recursos del Infonavit son de los trabajadores», expresó, «y no es decisión del Gobierno el uso de los mismos.

Artículo recuperado de reforma.com

A %d blogueros les gusta esto: